Una excursión al Norte

Noticias de turismo de argentina y el mundo

En Fortaleza la atmósfera es veraniega todo el año y el ánimo es de fiesta toda la semana. Durante el día, la costa oceánica se prestan para múltiples actividades, incluyendo deportes acuáticos.


Fuente Noticias de Turismo 13/06/2018

Playas cálidas que parecen no tener fin y una animada vida nocturna son los principales motivos para viajar con Gol Aerolíneas a Fortaleza, la capital del estado de Ceará y una de las metrópolis más populosas de Brasil. Relativamente aislada en la zona norte del país, la ciudad ofrece innumerables paseos culturales, además de imperdibles excursiones para conocer los maravillosos paisajes de la costa cearense.

El paseo marítimo de la Avenida Beira-Mar tiene inúmeros restaurantes de comida típica, en especial los platos a base de mariscos, además de una feria de artesanía bastante variada, donde podrás encontrar artículos de cuero, bisuterías, ropas, confecciones, comidas y el reconocido calor humano del pueblo cearense. Al final de la Avenida se encuentra el mercado de pescados y mariscos, donde se pueden comprar camarones frescos y otros mariscos y, en quioscos atrás del propio mercado, comerlos al ajo y aceite, mientras se aprecia la puesta del sol.

En esta época del año se pueden aprovechar los vuelos económicos para iajar a Fortaleza y conocer la Playa de Iracema, con sus diques con vista espectacular y donde borbotea la cultura. En el Centro Dragão do Mar de Arte y Cultura, uno de los más importantes del estado, hay salas de cine, un planetario y el Museo de Arte Contemporánea de la ciudad. Por la noche este lugar tiene mucha movida, con bares, clubs nocturnos y música al vivo. La Playa do Futuro es una de las más frecuentadas y tiene atención y servicios diferenciados, además de diversas atracciones musicales, decoraciones peculiares y comidas típicas. La mayor frecuencia es durante el día, pero los jueves tienen lugar las deliciosas caranguejadas (guiso de cangrejo) por la noche, cuando varios quioscos abren sus puertas ofreciendo música, bebida helada y mucho, ¡mucho cangrejo!