Corazón de la Riviera Maya

Noticias de turismo de argentina y el mundo
Playa del Carmen goza de una excelente ubicación y es por ello que se le conoce como el Corazón de la Riviera Maya.
Fuente Noticias de Turismo 07/08/2018

Playa del Carmen es un lugar en el que siglos atrás se asentaron los Mayas al igual que en el resto del país. Su nombre Maya fue Xaman-Ha, que viene a decir que era un lugar donde el agua del Xaman (un dios) emergía. Era también el lugar desde donde el cual los Mayas partían hacia Cozumel. Después del descubrimiento, Playa del Carmen se convirtió en un municipio de tradición marinera, eran muchos los pescadores que se asentaron en esta región, y de hecho, hasta bien entrado y avanzado el Siglo XX, Playa del Carmen era un pueblo pesquero de no más de 2000 habitantes. Es ahí cuando empezó su transformación turística para convertirse en uno de los lugares más importantes en este sentido del país.

Playas paradisiacas, glamorosos paseos de compras, sofisticados restaurantes y entornos de milenarios vestigios arqueológicos, son solo algunas de las alternativas de Playa del Carmen, un destino de ensueño situado orillas de las aguas turquesas del mar Caribe, reconocido como uno de los destinos más turísticos de México. Vivir la experiencia de un baño de vapor, utilizando las milenarias técnicas aztecas y mayas es una de las actividades más exóticas. El Temazcal, es una especie de cueva de piedra o ladrillo, en cuyo interior la temperatura se eleva en base a piedras calientes y vapor, obteniéndose como beneficio la sensación de relajación, eliminación de toxinas y estimulación del sistema linfático.

Por su excelente hubicación es un punto desde donde poder hacer diferentes excursiones como a las ruinas de Tulum, localizado a 63 kilómetros de Playa del Carmen, corresponde a un pequeño enclave arqueológico con ruinas de una antigua ciudad maya levantada entre los años 1200 y 1450. El sitio destaca por la imponente construcción de su castillo levantado al borde de un acantilado, permitiendo desde su altura, obtener vistas espectaculares hacia las aguas turquesas del mar Caribe.