En invierno las cataratas del Iguazú son una fiesta

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Debido a las altas temperaturas que se encuentra en la provincia de Misiones, la temporada invernal es el mejor momento para visitarla.


Fuente Noticias de Turismo 10/07/2018

Se trata, sin más, de una de las Siete Maravillas del Mundo, que están conformadas por 275 saltos de agua que caen desde las más diversas alturas. La más alta, de 80 metros, es conocida como la Garganta del Diablo, y es uno de los atractivos que convoca a miles y miles de turistas, tanto de nuestro país como del exterior, a lo largo del año. Un contexto vegetal inigualable enmarca a uno de los paisajes naturales más opulentos del mundo. Son más de 2 kilómetros de cascadas que superan los 70 metros de altura, una manifestación espectacular de uno de los recursos cada vez más escasos del planeta: el agua.

Pero las excursiones en las cataratas van más allá de visitar los saltos que lo tienen como atractivo principal. Las Ruinas de San Ignacio fueron declaradas "Patrimonio Cultural de la Humanidad" por la UNESCO. El paseo desde Iguazú es de día completo y además de las Ruinas de San Ignacio, en el camino se visita otros lugares como Montecarlo y Eldorado. Visitar las ruinas de San Ignacio es la mejor manera de conocer la historia de las misiones jesuíticas en Latinoamérica.

Para acceder a este escenario se hace un recorrido por el Tren de la Selva y se arriba a la Estación Garganta del Diablo. De ahí se deberá realizar una caminata lineal de 2080 m, permitiendo disfrutar de un paisaje único hasta llegar al imponente balcón de la Garganta del Diablo. Un complemento al espectacular atractivo de la Garganta del Diablo llega de la mano de los “vencejos”. Son aves típicas de las Cataratas del Iguazú. Estas se arrojan en picada, paralelo a los distintos saltos, como si buscaran mezclarse con el agua. Por este motivo fueron elegidas como símbolo representativo del Parque Nacional Iguazú por la Administración Nacional de Parques Nacionales.